IGUALDAD Y VIOLENCIA MACHISTA EN CENTROS EDUCATIVOS

La igualdad ha avanzado, pero aún queda mucho por lograr y nos hemos estancado ante asignaturas pendientes fundamentales como acabar con la violencia machista y la eliminación de sesgos sexistas y estereotipos de género. Es muy preocupante, pero es más preocupante aún que entre la juventud sea habitual actitudes machistas y, tristemente, diferentes tipos de violencia de género (que ha crecido un 10% entre las y los menores). 

Las nuevas generaciones son pieza clave, la esperanza para limpiar de machismo nuestra sociedad con su paso. Pero no está siendo así y está poniendo en peligro un futuro en igualdad y sin violencia de género. Es primordial acabar con esa progresiva normalización y cotidianidad de conductas machistas que no se deben permitir a través de la concienciación y la sensibilización en las y los jóvenes de hoy. En este sentido, es imprescindible el papel de los centros educativos.

1. Ley educativa en la que tenga un gran peso la educación en valores. 

 

La educación en valores debe convertirse en la principal herramienta preventiva contra la violencia de género, el machismo y las desigualdades de género. Una enseñanza que debe inculcarse desde el comienzo de la etapa educativa, evitando como ocurre hasta ahora en muchos casos que este tema no se aborde, si es que se aborda, hasta la etapa de la adolescencia en el instituto.

2. Las y los orientadores, la principal referencia del alumnado.

 

Precisamente en referencia a esta etapa, la de la adolescencia, es necesario que las administraciones públicas con competencia en materia educativa redoblen sus esfuerzos a la hora de aportar al alumnado un cuerpo de orientadores y orientadoras preparado para abordar problemas como comportamiento machista en las primeras relaciones que sea visto por parte de las adolescentes como un lugar al que acudir a asesorarse ante cualquier comportamiento de este tipo. En este sentido se hace necesario incrementar los esfuerzos de formación de la plantilla docente en materia de prevención y actuación ante casos de violencia machista, pero especialmente de las y los orientadores. Asimismo, desde los centros se han de tomar iniciativas para que esta figura esencial en todo centro educativo sea bien conocida entre el alumnado.

3. Profesorado con formación en violencia machista.

Tal y como se hacía referencia en el apartado anterior, es necesario y fundamental formar a la plantilla docente en materia de prevención y actuación ante la violencia machista, para que puedan detectar problemas y casos entre las y los estudiantes.

4. Mediadoras y mediadores bien formados.

 

Es vital también invertir esfuerzos en formar a las y los mediadores escolares en resolución de conflictos relacionados con la violencia machista.

5. Las y los estudiantes como piezas clave en la difusión de la información.

Es importante que se tenga en cuenta que el hecho de que la información pase de estudiante a estudiante es clave. En este sentido, se han de utilizar a las y los estudiantes (junta de delegados y delegadas, consejeros y consejeras escolares así como asociaciones) para difundir información y materiales de concienciación.

Asimismo, se debe contar con las y los estudiantes en la elaboración de materiales de concienciación que puedan ser expuestos en el propio centro.

6. Observatorios de Violencia de Género.

Se trataría de un grupo de alumnos y alumnas, profesores y profesoras que estén sensibilizados con la lucha por la igualdad de género entre los y las más jóvenes y con el fin de la violencia machista; y por tanto, sean capaces de analizar dentro de cada IES el grado de conocimiento en igualdad, violencia machista, micromachismos, etc.

Con un observatorio de Violencia de Género se podrá analizar los resultados de una manera más fiel y realista y que sirvan por tanto para poder diseñar Planes y Protocolos ante los casos de Violencia de Género en el seno estudiantil. Además, implicar al alumnado y al profesorado es fundamental, así como concienciar a la población estudiantil de la importancia de conocer de una manera más realista las concepciones que en los Centros de Educación Secundaria se tiene acerca de la igualdad entre géneros.

7. Libros de texto que no ignoran a las mujeres.

Es necesario incorporar en los libros de texto, especialmente historia y literatura, a figuras que habitualmente han sido totalmente borradas a pesar de su notoria importancia en los libros de textos editados durante toda la democracia actual. Tambien hay que incluir reseñas (como se hace con Newton, Einstein, Morley) de mujeres que han hecho grandes descubrimientos en el mundo de las ciencias en los libros de texto de estas asignaturas: Marie Curie, Rosalind Franklin, Hipatia de Alejandría, Jocelyn Bell, Ada Lovelace, Lise Meitner, Ida Tacke, ... Fueron muchas y, por supuesto, no menos importantes que los hombres que, como ellas, hicieron descubrimientos importantes en sus respectivos campos.

 

 

8. Lecturas que educan en igualdad obligatorias en el currículo escolar.

Incorporar en cada curso la lectura obligatoria de un libro feminista, sobre igualdad en general (sobre diversidad y/o inclusión social de cualquier colectivo) o sobre mujeres ilustres de la historia Por ejemplo, "Las sinsombrero" para literatura de 3° de la ESO, "Las sufragistas" en 4° de la ESO o  "Ellas hicieron historia: mujeres admirables" en 1º de la ESO.

9. Bibliotecas, el mejor rincón para el pensamiento en igualdad.

Es fuindamental que las bibliotecas de los centros educativos estén dotadas de buen fonde bibliográfico conteniendo obras feministas y que educan en igualdad así como como pongan en valor el papel de las mujeres a lo largo d la historia. Por ejemplo, que contengan las recomendaciones que en esta misma página realizamos en "La biblioteca que enciende la igualdad".

la biblioteca que enciende

la igualdad

10. Transformación de los talleres de educación sexual y género.

 

Transformar los talleres de sexualidad para que no se limiten a ser talleres sobre compresas y tampones para ellas, y condones para ellos. En ellos se debe profundizar y hablar de la sexualidad abiertamente y sin tabús de una forma pedagógica y por igual para todos y todas, independientemente del género y la orientación sexual, explicando éstos conceptos y la diversidad que a este respecto hay en toda sociedad. 

11. Programación trimestral de actividades sobre igualdad.

Los centros educativos deberían planificar antes de empezar cada cursos escolar actividades de concienciación sobre violencia machista y eliminación de  estereotipos de género para cada trimestre.

12. Programación anual de actividades sobre igualdad.

Recomendamos los siguientes tipos de actividades para realizar en centros educativos cada año.

Sensibilización

Educación

infantil

y

primaria

Leer y debatir recursos bibliográficos en torno a la violencia de género.

Hacer murales con mensajes contra la violencia de género y en favor de las relaciones basadas en el amor y el respeto.

Confeccionar lazos morados  y otras manualidades, a modo de protesta práctica.

Concursos narrativos contra la violencia de género.

 

Talleres participativos sobre la violencia de género.

 

Realización de video-forums.

 

Realización de cortometrajes, canciones, entrevistas de radio y otros recursos audiovisuales.

 

Elaboración de documentos con propuestas para mejorar la convivencia diaria.

Tablón o mesa con información.

Educación

secundaria

Prevención

Dentro del

Aula

Dar a conocer el origen y significado de días señalados como del 25 de noviembre y el 8 de marzo.

Realizar homenajes a mujeres del centro a través de la creación de murales y otras expresiones artísticas.

Organizar talleres y debates sobre la igualdad, historia de las mujeres o el acceso de las mujeres a la educación.

Proyectar películas.

Elaborar murales en las clases dónde cada alumno y alumna contribuya dibujando o escribiendo sobre una mujer importante de su vida.

Realizar investigaciones sobre mujeres relevantes de su entorno. (calles,  mujeres importantes de la ciudad, etc.)

Hacer visitas a centros culturales o de exposición artísticas de mujeres.

Realizar charlas-coloquio con mujeres de la localidad o de la zona en la que se cuenten testimonios en primera persona sobre la vida personal y profesional de las mismas y sus dificultades.

Proponer en el Consejo Escolar del centro y municipal que se participe de manera activa en los diferentes actos celebrados en el entorno con motivo del 25 de noviembre o el 8 de marzo.

 

Organizar conjuntamente entre los diferentes agentes de la comunidad educativa, especialmente con la AMPA, video-forums y otras actividades.

 

Realizar intercambios con otros centros educativos acerca de posibles actividades que vayan a desarrollar y crear redes de colaboración.

fuera del

aula

Una iniciativa de:

Participa:

Con el apoyo y colaboración de:

© Juventudes Socialistas de Castilla y León

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon
  • mail-297031
  • www.